Blinken con la idea de poner «en primera línea» a EEUU

| |

El Senado de Estados Unidos confirmó hoy el nombramiento de Antony Blinken como secretario de Estado del Gobierno de Joe Biden y el hombre que estará a cargo de su diplomacia, con la tarea de «devolver» al país a un lugar central, después de cuatro años de unilateralismo.

Blinken superó sin problemas la mayoría necesaria de 51 senadores, incluso con muchos votos republicanos, informó la agencia de noticias AFP.

Ayer, el Senado, donde ahora los demócratas poseen mayoría simple dado el voto del desempate de la vicepresidenta y titular de la cámara, Kamala Harris, había confirmado a Janet Yellen como secretaria del Tesoro, la primera mujer en ocupar ese cargo.

En total ya son cuatro los miembros del gabinete de Biden que fueron confirmados, un requisito obligatorio para asumir el cargo. Los otros dos son el secretario de Defensa, Lloyd Austin, el primer afroestadounidense en dirigir el Pentágono, y Avril Haines como directora nacional de Inteligencia.

Con el paso formal cumplido, Blinken deberá ahora volver a poner al país en esa «primera línea» de la que suele hablar y revitalizar las alianzas con socios estratégicos para «contrarrestar» a los adversarios.

«El liderazgo estadounidense aún cuenta. Cuando no estamos en la primera línea, entonces otro país intenta ocupar nuestro lugar, pero probablemente no de una manera que promueva nuestros intereses o valores. O tampoco lo hace, y es un caos», explicó el diplomático, de 58 años, a los senadores.

Cercano al presidente Biden, de modos amables y cuidados, Blinken parece en las antípodas de su antecesor, Mike Pompeo, quien solía molestarse cuando una pregunta lo desagradaba. Quizás eso haya ayudado a que sumara hoy 78 votos a favor y 22 en contra, muy por encima de los 57 de su predecesor.

Aún así, el nuevo jefe de la diplomacia estadounidense consideró que Trump había «tenido razón al adoptar una postura más fuerte contra China». Habrá más diferencias cuando cumpla su idea de volver al acuerdo nuclear con Irán.

Blinken fue asesor de Biden en el Senado y luego cuando fue vicepresidente de Barack Obama, antes de convertirse él mismo en subsecretario de Estado de 2015 a 2017.

Es hijastro de Samuel Pisar, uno de los sobrevivientes más jóvenes del Holcausto, quien logró escapar de los campos de concentración.

Durante su audiencia en el Senado, Blinken contó cómo, frente a un tanque estadounidense que se acercaba a su escondite, el niño, de rodillas, había «pronunciado las únicas palabras en inglés que su madre le había enseñado: «God bless America» (Dios bendiga a Estados Unidos).

Abogado estadounidense nacido en Polonia, Pisar vivió en París, donde Blinken asistió a la prestigiosa escuela Jeannine Manuel.

Su padre biológico, en cambio, es un importante banquero de inversiones y su madre, Judith Pisar, dirigió mucho tiempo el American Center en París, una institución cultural y artística.

Algo de eso debe haber marcado al ahora funcionario, porque su pasión por el rock lo llevarona ser guitarrista en Washington en un grupo que tocaba clásicos de los Beatles. Se supo además que durante la pandemia usó tiempo de su encierro para componer.

Antes de su nominación, unas 50 personas en promedio escuchaban mensualmente en la plataforma Spotify las dos canciones de «ABlinken» -su nombre artístico-, baladas de rock marcadas por su voz de tenor. En los últimos dos meses, ese número se multiplicó por 50, detalló la agencia AFP.

Previous

Matías Pisano, a un paso de ser refuerzo de Argentinos Juniors

Alquilan la mansión donde vivió Maradona en Dubai

Next

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse