Evita CABA denuncia que el Gobierno Porteño no garantiza los protocolos contra el Covid en los colegios

| |

La organización señaló que el Gobierno de Rodríguez Larreta no cumple con los cuidados básicos y pone en riesgo la salud de la comunidad educativa que concurre todos los días de manera presencial a las escuelas.

El Movimiento Evita denunció que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no garantiza los protocolos de cuidado contra el coronavirus en las escuelas y que pone en riesgo la salud de toda la comunidad educativa que concurre de manera presencial a las aulas porteñas.

A través de un relevamiento realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad sobre 257 escuelas públicas, la organización comprobó lo que venía advirtiendo desde el reinicio de las clases presenciales: que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no cumple con los requisitos más básicos para cuidar a las chicas y chicos y a las y los docentes que cursan todos los días en las aulas porteñas.

La Defensoría demostró que en un alto porcentaje de los colegios de la Ciudad de Buenos Aires no se realizan controles simples para evitar amontonamientos a la hora del ingreso o no cuentan con espacios que cumplan con lo estipulado en el protocolo, entre otras irregularidades.

El informe señala que en el 54% de las escuelas se producen amontonamientos en sus ingresos y en el 30% no se cumple el distanciamiento social. Además, en el texto se sostiene que el 23% de los colegios no cuenta con los mínimos y adecuados espacios al aire libre.

“Este informe, el aumento de la curva de contagios y el riesgo de colapso sanitario deberían ser suficiente fundamento para tomar todas las medidas necesarias para preservar la vida y la salud de las y los porteños”, señaló Andrea Conde, ex legisladora porteña y dirigente del Evita CABA.

A diferencia de lo que el Gobierno porteño viene declarando sobre los contagios en los colegios, el informe comprobó que en uno de cada tres establecimientos “tuvieron que aislar al menos un aula (burbuja) por un caso sospechoso o confirmado de covid-19”, y que “la mayor proporción de aulas aisladas se produjo en el nivel primario, dado que en el 42% de las escuelas relevadas de este nivel tuvieron que aislar al menos una burbuja”.

A medida que avanzaban con el informe, los técnicos revelaron “cómo semana a semana fue subiendo la proporción de escuelas con burbujas aisladas, llegando en el último tramo del relevamiento al 50% de los casos”.

“En todos los países del mundo con la cantidad de contagios que hay en la Ciudad, las clases presenciales ya habrían sido suspendidas. Es lamentable que en el medio de este desastre sanitario, Larreta continúe poniendo trabas y enroscándose en peleas electorales que tienen graves consecuencias para la salud de las personas a las que dice proteger”, ejemplificó Conde.

Sobre el reciente fallo de la Corte Suprema que avaló la postura del Gobierno de la Ciudad, la ex legisladora aseguró que “por más que se judicialice la presencialidad de las clases hay algo que no cambia, que es el riesgo de contagio al que siguen exponiendo a las y los estudiantes y sus familias en este momento crítico”.

El organismo que conduce Alejandro Amor constató también que “el 24% de los establecimientos cuentan con aulas en las que no se respeta el distanciamiento social y que casi en el 20% de los casos se encuentran habilitados espacios de dictado de clases donde no están aseguradas condiciones de ventilación adecuadas”.

“Aunque el Gobierno de la Ciudad levante la bandera de las clases presenciales, los datos que reveló la Defensoría es lo que veníamos denunciando hace tiempo: que no cumple con los protocolos pautados para el cuidado de toda la comunidad educativa y las familias”, indicó Julia Parody, responsable del área de Educación del Movimiento Evita CABA.

El 90% de los docentes que fueron entrevistados para el trabajo declaró que “uno de los mayores inconvenientes es la provisión de equipamiento y de insumos necesarios para la prevención. En particular, se destaca la falta dispenser de alcohol en gel y/o jabón líquido, toallas descartables, máscaras faciales, artículos para la limpieza y espacios de guardado para elementos personal, entre otros”.

“Rodríguez Larreta sigue en modo electoralista y pone en riesgo la salud de todas las porteñas y los porteños. La Ciudad cuenta con recursos suficientes para garantizar los cuidados en las escuelas y la conectividad para quienes necesitan acudir a las clases a distancia y no los utiliza”, señala Parody.

Previous

Cristina calificó el fallo de la Corte como “un golpe contra las instituciones»

Recomendaciones sobre mujeres embarazadas o sean madres y se encuentran privadas de la libertad en Argentina

Next

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse