Las personas con obesidad son las más excluidas cuando van a comprarse ropa

| |

El Gobierno nacional, a través del decreto 375/2021 reglamentó la Ley de Talles que establece la aplicación obligatoria en todo el país del Sistema Único Normalizado de Talles de Indumentaria (SUNITI) que hace a la fabricación, confección, importación y comercialización, tanto presencial como digital, de indumentaria.

Aplica para la fabricación y comercialización de toda la indumentaria de personas mayores de 12 años, el sistema de talles normalizado de indumentaria se basará en los datos recopilados del Estudio Antropométrico Nacional Argentino, que busca definir la forma y dimensiones actuales y propias de los cuerpos que conforman la población argentina.

El resultado del estudio constituirá la Primera Base de Datos Nacional de Medidas Antropométricas y permitirá contar con las Tablas de Medidas Corporales de los habitantes, pudiendo tener una mejor comprensión de los tamaños y formas corporales humanas argentinas, este estudio lleva desarrollándose desde hace varios años, liderado por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), quienes recorrieron todo el país tomando muestras de toda la población mayor de 12 años, a través de un escáner corporal 3D que se encarga de tomar más de 400 medidas de las cuales se seleccionaron las medidas necesarias para la confección de vestimenta, con los datos recolectados se elaboraron distintas tablas con los talles tanto para hombres y mujeres argentinos.

Los datos recabados del estudio serán de utilidad en otras disciplinas como medicina, salud y ergonomía, siendo un referente para definir la medida de los asientos de los trenes, de los subtes o de los automóviles.

Las personas con obesidad son las que más excluidas están cuando van a comprarse ropa. Con el pasar de los años y la evolución de la cultura y marketing en los países con mayores índices de sobrepeso y obesidad, cada vez son más las tiendas que tienen, en su oferta, disponibilidad de todos los talles, sin embargo, en países como la Argentina esto aún no sucede, pese a las impactantes cifras reveladas en 2019 con la cuarta encuesta nacional de factores de riesgo, que señala que 6 de cada 10 argentinos y argentinas tienen algún grado de exceso de peso.

Si bien existen tiendas de indumentaria exclusivas para personas con talles grandes, esto es una forma de discriminación ya que todas las tiendas tendrían que brindar el servicio para toda la población, incluyendo en su oferta de indumentaria talles para todos. Si bien el decreto 375/2021, es un paso inicial para esta inclusión, teniendo un parámetro real de las medidas y formas corporales de la población, deberían incluir como obligación para los fabricantes y comerciantes de indumentaria tener una oferta que abarque todos los talles disponibles.

La obesidad es una enfermedad crónica y no sólo un factor de riesgo ya que por sí sola tiene cambios fisiopatológicos, genéticos y estructurales que obligan a tener un tratamiento multidisciplinario: médico, nutricional, farmacológico y psicológico para toda la vida, dependiendo del grado de obesidad.

Si bien es una fuente de estigmatización, cada vez son más fuertes las campañas de educación y concientización para cambiar este paradigma social que inhibe a muchos a pedir ayuda y evaluación por profesionales capacitados, acudiendo a terapias no avaladas, tergiversando tratamientos y mal obrando en esta enfermedad aprovechándose de la desesperación de quienes la padecen.

Previous

Destacan crecimiento de ventas online en la previa del Día del Padre

Sin acuerdo en la mediación, Alberto Fernández demandará a Patricia Bullrich por difamaciones

Next

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse