Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha apoya a Dololes

| |

El movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha brindó hoy su apoyo al Proyecto Artigas que encabeza Dolores Etchevehere en la provincia de Entre Ríos y ratificó que, junto a ellos, siguen «gritando tierra, pan, paz y trabajo” y el «fin del patriarcado».

«Acompañamos con todas nuestras fuerzas y participamos de la lucha de Dolores Etchevehere y el Proyecto Artigas de Entre Ríos, que en estos momentos sufre presiones y violencias por parte de una poderosísima red mafiosa y patriarcal, integrada por familiares de Dolores y el poder político y judicial asociado a negocios turbios y al narcotráfico», destacaron las Mujeres Agropecuarias en un comunicado.

El Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha tuvo su aparición pública a finales de los años 90, durante el menemismo, y a principios del 2001 -durante el Gobierno de Fernando De la Rúa-, con activismo en distintos puntos del país, impidiendo que más de 14 millones de hectáreas fueras rematadas por parte de las autoridades del Banco Nación de aquellos años.

“Las mujeres, ayer y hoy, gritamos por tierra, pan, paz y trabajo”, es el titulo que lleva el documento de Mujeres Agropecuarias en Lucha en apoyo de Dolores Echevehere.

En ese marco, las fundadoras del Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha, Lucy de Cornelis, Ana Galmarini y Ana Riveiro, expresaron su respaldo a Dolores y repudiaron «la violencia ejercida sobre ella».

Asimismo, solicitaron que «se mantenga constante protección y acciones para hacer deponer estas actitudes, que ponen en peligro a quienes se encuentran en la Estancia Casa Nueva», ubicada en Santa Elena, provincia de Entre Ríos.

«Apoyamos el Proyecto agroecológico Artigas que propone Dolores Etchevehere y las organizaciones sociales que la acompañan, para trabajar la atierra de una manera sostenible, que se opone a la lógica del lucro de los agronegocios, la explotación de las y los trabajadores, la concentración de la tierra, el negocio de los fuegos intencionales que asolan diversas partes del país y el envenenamiento de poblaciones enteras por el uso de agrotóxicos, entre tantos otros problemas», remarcaron.

Dijeron, además, que el Proyecto Artigas «propone un cambio en la manera de vincularse con la tierra, memoria de las enseñanzas de nuestros pueblos originarios, que apunta al cuidado de la salud humana, el ambiente, y la biodiversidad».

Para las Mujeres Agropecuarias, «este modelo agroecológico y comunitario, que protege la soberanía alimentaria y devuelve a miles de chacarerxs la posibilidad de trabajar al democratizar el acceso a la tierra, cuida a quienes producen y también a quienes se alimentan con el fruto de ese trabajo».

Previous

La jueza definirá mañana si corresponde otorgar la apelación

Diputado Ritondo pide elevar las penas para quienes usurpen tierras

Next

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse