La iban a cremar y su hija descubrió que estaba viva

| |

La justicia chaqueña abrió una investigación por el insólito caso de una clínica privada que dio por muerta a una mujer, cuya hija descubrió que presentaba signos vitales cuando estaba a punto de ser ingresada a la sala crematoria, informaron hoy fuentes policiales.

El caso salió a la luz después de que la hija hiciera una presentación formal en la comisaría primera de Resistencia y denunciara por mala praxis a la clínica privada de esa ciudad, que había dado por muerta a su madre.

Finalmente, se supo que después de constatar que efectivamente la mujer seguía viva volvieron a internarla en un estado muy delicado de salud.

«Seguramente a raíz de esto se van a iniciar una serie de diligencias que, estimo, la fiscal va a tomar. La Policía, como auxiliar de la Justicia, va a estar a la expectativa de qué tipo de diligencias decida la fiscal», manifestó en declaraciones a TN Alejandro Domínguez, jefe de prensa de la Policía de Chaco, quien agregó que la hija de la persona notificada como fallecida sufrió «una conmoción muy grande» tras la traumática experiencia.

Domínguez comentó que «el domingo, una mujer se acerca a la Comisaría Primera de Capital para informar que había vivido una situación muy particular».

La denunciante contó que «el sábado llevó a su madre de 89 años a una clínica, donde debido a su estado de salud, la derivaron al área de terapia intensiva».

Allí quedó internada el sábado y cuando regresó, el domingo a la mañana, la mujer fue informada por una médica de que su madre había fallecido, por lo que comenzó a buscar un lugar para cremar el cuerpo de la fallecida.

En el servicio funerario, según el relato del policía, se colocó el féretro aislado con un vidrio y se le puso un barbijo al cadáver para que su familia pudiera despedirse durante una hora.

En este momento fue que la hija de la mujer fallecida comenzó a ver que «el barbijo se movía» como si la mujer estuviera respirando. Inmediatamente, dio aviso al personal de la casa funeraria y posteriormente al servicio de emergencias.

«Muy conmocionada, llamó al personal, le sacaron el vidrio y la trasladaron a un hospital, donde efectivamente comprobaron que estaba viva», contó Domínguez.

Posteriormente, explicó que «la mujer está en estado delicado, pero con vida» y precisó que en la denuncia la hija de la mujer dada por muerta presentó ante la justicia el certificado de defunción emitido por la clínica. En este documento no figuraba la firma de un profesional médico, según lo expuesto por Domínguez.

Télam se comunicó con el Sanatorio La Sagrada Familia, donde se informó que por el momento no habrá comentarios sobre el caso.

Previous

Gonzalo Maroni es otro de los apuntados por Capria

Paraguay: Campesinos insisten en reclamar las tierras de Curuguaty

Next

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse