La Justicia ordenó perpetua para el femicida de Gabriela Arancibia

| |

Los jueces Jorge Horacio Romeo y Federico Salvá dispusieron la condena a la pena máxima que establece la legislación argentina contra Hernán Celestino Lezcano, de 46 años de edad, por el femicidio de Gabriela Vanesa Arancibia.

Lezcano utilizó “una sustancia acelerante de la combustión del tipo alcohol o aguarrás con la que la roció de manera deliberada y a sabiendas de lo que hacía, para luego prenderla fuego con un elemento con capacidad para iniciar un foco ígneo –encendedor-, lo que ocasionó quemaduras en su cuerpo de suma gravedad”.

La mujer agonizó durante cuatro días y murió el 4 de junio de 2020 en el Hospital Piñero. Los hechos ocurrieron en el interior de la casa que habitaban en el Barrio Fátima.

Según el voto mayoritario, Lezcano agredió a su pareja en el baño de la vivienda, causándole quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo, pero fingió asistirla y declaró que ella –que tenía antecedentes de adicción e intentos de suicidio en su juventud- había intentado quitarse la vida.

Los jueces basaron su condena en sendos informes médicos que indicaron que “las quemaduras que presentaba Vanesa Arancibia y que desencadenaron su muerte no podían haber sido causadas por su propia mano sino por la de un tercero, en este caso su pareja, que era la única persona que en ese momento estaba con ella”. El fallo coincidió con la acusación del fiscal Guillermo Pérez de la Fuente.

Previous

Alcohol: proponen nuevos etiquetados para enfrentar el consumo problemático en Argentina

Santilli lanzó su candidatura: «Podemos cambiar la historia, podemos vivir en paz y en libertad»

Next

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse